25 mar. 2012

MAS BONITA QUE LAS PECAS


MAS BONITA QUE LAS PECAS

Sucedió un día que estaba con mi hija en el zoológico.
Vi a una abuelita con su nieta, cuyo rostro estaba salpicado de pecas rojas y brillantes.
Los niños estaban esperando en una fila para que un artista pintase sus caritas con patitas de tigre.
- Tú tienes tantas pecas que él no va a tener donde pintar
– le gritó un niño de la fila en tono burlón. Sin reírle la gracia, la niña bajó su cabecita.
La abuelita se agachó y le dijo:

- Adoro tus pecas.
- ¡Pero yo las detesto! – respondió.
- Cuando yo era niña, siempre quise tener pecas – le dijo, pasando el dedo por la cara de la nieta.
– ¡Las pecas son tan bonitas!
La niña levantó el rostro:
- ¿Tú crees que lo son?
- Claro, dijo la abuelita. ¿Quieres ver? Dime una cosa más bonita que las pecas.
La pequeña, mirando el rostro sonriente de la abuelita, respondió:
- ¡Las arrugas!.
Aquel momento me enseñó para siempre que si vemos a los otros con los ojos llenos de amor, sólo veremos belleza en ellos porque el cariño tornará invisible cualquiera de sus defectos.
“Las arrugas indican donde estuvieron las sonrisas”
(Mark Twain)




Soy mujer en Cristo
v  Hermosa mujer en Cristo: El corazón de una mujer debe estar tan oculto en CRISTO, que un hombre debe buscarlo a Él primero para encontrarla a ella. 
v  Cuando digo soy mujer en Cristo, no estoy gritando lo limpio que estoy viviendo. Estoy susurrando que cuando me he sentido perdida, he sido encontrada y perdonada. 
v  Cuando digo soy mujer en Cristo, no hablo sobre esto con orgullo. Estoy confesando que tropiezo y que necesito a CRISTO para que sea mi guía. 
v  Cuando digo soy mujer en Cristo, no estoy tratando de ser fuerte. Estoy declarando que soy débil y que necesito Su Fuerza para sostenerme. 
v  Cuando digo soy mujer en Cristo, no estoy alardeando de mis éxitos. Estoy admitiendo que fallo y que necesito a CRISTO para que limpie mi vida desordenada 
v  Cuando digo soy mujer en Cristo, no estoy afirmando que soy perfecta. Mis faltas son muy visibles, pero Dios cree que valgo la pena. 
v  Cuando digo soy mujer en Cristo, de mi parte aún siento el aguijón del dolor. Tengo tristezas, así que llamo a Su Nombre que es sobre todo nombre: JESUCRISTO 
v  Cuando digo soy la niña de sus ojos, no soy una santurrona. Sólo soy una simple pecadora que recibe la GRACIA de DIOS, de manera sobreabundante. 
v  Hoy es el día de la Hermosa Mujer en Cristo.
Bonita es bonita, pero Hermosa es plenamente Hermosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes escribir aqui tus comentarios sobre la entrada que acabas de leer,siempre y cuando no sean despectivos hacia la fé catolica o personas.


JESUS ESTÁ VIVO