27 ene. 2008

Las cosas no siempre son lo que parecen



LAS COSAS NO SON SIEMPRE LO QUE PARECEN
Dos Ángeles viajeros se pararon para pasar la noche en el hogar de una familia muy adinerada. La familia era ruda y no quiso permitirle a los Ángeles que se quedaran en la habitación de huéspedes de la mansión. En vez de ser así, a los Ángeles le dieron un espacio pequeño en el frío sótano de la casa. A medida que ellos preparaban sus camas en el duro piso, el Ángel más viejo vio un hueco en la pared y lo reparó. Cuando el Ángel más joven preguntó ¿por qué?, el Ángel más viejo le respondió, "Las Cosas no siempre son lo que parecen."
La siguiente noche, el par de Ángeles vino a descansar en la casa de un señor y una señora, muy pobres, pero el señor y su esposa eran muy hospitalarios. Después de compartir la poca comida que la familia pobre tenía, la pareja le permitió a los Ángeles que durmieran en su cama donde ellos podrían tener una buena noche de descanso. Cuando amaneció, al siguiente día, los Ángeles encontraron bañados en lágrimas al Señor y a su Esposa. La única vaca que tenían, cuya leche había sido su única entrada de dinero, yacía muerta en el campo. El Ángel más joven estaba furioso y preguntó al Ángel más viejo, ¿cómo pudiste permitir que esto hubiera pasado? El primer hombre lo tenía todo, sin embargo tú lo ayudaste; El Ángel más joven le acusaba. La segunda familia tenía muy poco, pero estaba dispuesta a compartirlo todo, y tú permitiste que la vaca muriera.
"Las Cosas no siempre son lo que parecen," le replicó el Ángel más viejo. "Cuando estábamos en aquel sótano de la inmensa mansión, yo noté que había oro almacenado en aquel hueco de la pared. Debido a que el propietario estaba tan obsesionado con avaricia y no dispuesto a compartir su buena fortuna, yo sellé el hueco, de manera tal que nunca lo encontraría."
"Luego, anoche mientras dormíamos en la cama de la familia pobre, el ángel de la muerte vino en busca de la esposa del agricultor. Y yo le di a la vaca en su lugar. "Las Cosas no siempre son lo que parecen."
Algunas veces, eso es exactamente lo que pasa cuando las cosas no salen como uno espera que salgan. Si tú tienes fe, solamente necesitas confiar en que cualesquiera que fueran las cosas que vengan, serán siempre para tu ventaja. Y podrías no saber esto hasta un poco más tarde …

16 ene. 2008

CAMINAR CON FE,ESPERANZA Y AMOR

Esta es una interesante historia que me mandaron por mail,la comparto con ustedes.


Caminar con fe, esperanza y amor.Cuentan que el primer árabe que cruzó el desierto se encontró junto a una cueva con un anciano de aspecto venerable que le pregunto:- Joven, ¿A dónde vas?- Quiero cruzar el desierto.El anciano quedó pensativo un momento y añadió.- Deseas algo difícil. Para cruzar el desierto te harán falta tres cosas. Toma estas piedras. Este topacio es la fe, amarillo como las arenas del desierto, esta esmeralda es la esperanza, verde como las hojas de las palmeras, y este rubí, es la caridad, rojo como el sol de poniente. Anda siempre hacia el sur y encontrarás el oasis de Náscara, donde vivirás feliz. Pero no pierdas ninguna de las piedras, si no, no llegarás a tu destino.
El hombre se puso en camino y recorrió miles y miles de leguas a través de las dunas amarillentas sobre su camello.Un día le asaltó una duda:- ¿No me habrá engañado el anciano? ¿Y si no existiera el oasis que me prometió y el desierto no tuviera fin?.Ya iba a volverse cuando notó que algo se le había caído sobre la arena. Era el topacio. El joven se bajó para cogerlo y pensó:- No, no. Tengo que confiar en la promesa del anciano. Seguiré mi Camino.Pasaron muchos días. El sol, el viento, el frío de la noche le iba agotando. Sus fuerzas desfallecían y ni una palmera ni una fuente se veían por el horizonte sin fin. Ya iba a dejarse caer del camello para aguardar la muerte bajo su sombra, cuando notó que se la caía algo al suelo. Era la esmeralda. El joven se bajo a recogerla y se dijo:- Tengo que ser fuerte, tal vez, un poco más allá estará el oasis. Si no sigo, moriré sin remedio. Mientras tenga un soplo de vida seguiré.Continuó el joven el camino, cuando encontró un pequeño charco de agua junto a una palmera. Ya iba a lanzarse sobre el charco, cuando vio los ojos de su camello suplicantes y tiernos como los de un hombre pidiendo, el agua. Pensó entonces que debería tener piedad del animal desfallecido, pues él, aún podía resistir, y dejó que bebiera aquellos pocos sorbos.Cuál no sería su asombro cuando el camello cayó muerto a sus pies. El agua estaba corrompida. En el suelo notó el joven que brillaba el rubí y lo recogió, dando gracias al cielo por haber recompensado su generosidad con el camello.Al alzar la vista, vio a lo lejos unas palmeras. Era el oasis de Náscara. Al llegar, encontró junto a una limpia fuente, al anciano de la cueva que le sonrió alegremente.- Has llegado a tu destino puesto que has conservado las tres piedras preciosas. La fe, la esperanza y la caridad. ¡Ay de ti si hubieras perdido alguna, hubieras perecido sin remedio!.El anciano después de darle agua fresca y dátiles, se despidió del joven diciéndole:1 Guarda siempre durante tu vida, junto a tu corazón, el topacio, la esmeralda y el rubí. Así llegarás hasta el paraíso. Nunca los pierdas.
Me inclino reverentemente ante El Señor

6 ene. 2008

La respuesta de Dios a tu oración ,viene en camino


LA RESPUESTA DE DIOS A TU ORACIÓN, VIENE EN CAMINO...(Una reflexión para meditar y compartir)---------------Esa situación tan asfixiante e imposible que estas enfrentando en estos momentos, es la que te ha llevado a CLAMARLE insistentemente a Dios...Practicamente ya no hay nada que hacer, y ya todo el mundo te dijo que ya no insistas mas...Ya todo se perdió...!!!Todo se pudrió completamente...!!!Sin embargo, a pesar de todo lo que ves y oyes, tu has seguido CALMÁNDOLE a Dios...Tu sabes perfectamente que para Dios los limitantes no existen...Sabes que lo que NO PUEDE SER para ti, para el SI lo puede ser...Has estado clamando aunque todos pretendan callarte,pero tus fuerzas y tus esperanzas están comenzando aflaquear...Sientes que el viento se ha vuelto tan fuerte en tu contra, que esa fe que tenias al principio se esta comenzando a resquebrajar...Pero yo te digo hoy...DIOS HA ESCUCHADO TU ORACIÓN...La escucho desde el primer día que comenzaste aclamarle, pero ha sido necesario todo este tiempo para que aprendieras a DEPENDER totalmente de el en todo aspecto...Para que aprendieras a DEPENDER de el a pesar que pienses que es demasiado tarde y que ya no se puede hacer nada…LA RESPUESTA DE DIOS A TU ORACIÓN, VIENE EN CAMINO...Es necesario que creas que así es...Lo hará, NO porque lo merezcas, sino por la MISERICORDIA incesante que el tiene para ti...Lo hará, para que los que NO CREEN en su poder y fidelidad, CREAN...Gozate en Dios y dale las gracias, pues el ya escucho tu oración...

JESUS ESTÁ VIVO