16 ene. 2010

MUJER: ¿Aún soltera?-----¿Qué podemos hacer para encontrar la verdadera realización?

MUJER: ¿Aún soltera?
¿Qué podemos hacer para encontrar la verdadera realización?
cuando la mujer, representada por el movimiento que iniciaron las ideas de Simone de Beauvoir, pidió el derecho de volver a trabajar, porque se sentía insatisfecha solamente con el trabajo de la casa, pero… aquí estuvo el gran error… el movimiento feminista, en lugar de pedir sus derechos de mujer como mujer, pidió que la devolvieran al mundo laboral con condiciones iguales al varón. Al ser aceptada su propuesta, se metió en mil problemas, pues la mujer nunca podrá trabajar como un hombre. La mujer debe trabajar como mujer y el hombre como hombre.

No niego que la mujer es capaz de cubrir las responsabilidades de cualquier puesto de trabajo, y las puede cumplir tal vez mejor que cualquier hombre, pues por su misma naturaleza llamada a la entrega incondicional, involucra toda su persona en lo que realiza, se apasiona fácilmente y tiene una fuerza impresionante para vencer los obstáculos. Pero para hacerlo bien, lo tendrá que hacer en su estilo femenino, de una manera integral, sin olvidar ni abandonar en ningún momento su condición de ser esposa, madre y ama de casa.

Al exigir condiciones iguales al hombre, la mujer se vio enredada en unas "reglas del juego" imposibles de cumplir sin descuidar sus otros roles : horarios fijos de trabajo, jornadas extensas, competencia dentro de la empresa. Con estas condiciones iguales a las del varón e incompatibles con sus roles de esposa y madre, la mujer se enfrentó al dilema contrario: "Trabajo sí, maternidad no."

En lugar de luchar por su derecho a darse, a entregarse a los demás, a enriquecer y ayudar al mundo, que es la inquietud del corazón de la mujer, el movimiento feminista distorsionó el mensaje y exigió para la mujer cosas totalmente contrarias al amor, cosas nacidas del egoísmo: el derecho a desarrollar- se, a superar-se, a enriquecer-se, a autorrealizar- se.

Con esto, la mujer perdió su identidad como mujer. El corazón de la mujer se deterioró cambiando el amor y el deseo de darse, por el egoísmo y el deseo de autorrealizarse.

Como consecuencia directa, la familia se empezó a deteriorar, por tener en su seno mujeres francamente deterioradas… mujeres que empezaron a ver a los hijos como "enemigos" u "obstáculos" de su autorrealizació n y que empezaron, por lo mismo, a tener menos hijos, más tiempo para sí mismas y por ende, más egoísmo, del cual ahora son víctimas los esposos, los hijos y la sociedad.

El secreto está en regresar a lo propio de la mujer, que es la entrega de sí misma. Sólo entregándose totalmente, es como la mujer se puede sentir auténticamente realizada.

Hoy más que nunca, el mundo necesita de la mujer. La mujer no puede, ni debe, desperdiciar los dones que ha recibido, aún cuando haya decidido no trabajar para una empresa de manera formal.

Es injusto, no sólo para ella, sino para la sociedad completa, que una mujer que ha estudiado, que tiene una carrera profesional, que sabe varios idiomas, que tiene un corazón enorme para entregarlo a los demás, se quede con esos dones escondidos, guardados e inutilizados, llenando su tiempo libre en los gimnasios, los cafecitos, los centros comerciales y los salones de belleza.

La mujer plenamente realizada no es aquella que obtiene grandes éxitos profesionales a costa del descuido de su familia. Tampoco aquella que se queda en casa de una manera egoísta, cómoda e insatisfecha. La mujer que se siente realizada, es la que ama y se siente amada, la que se entrega de manera plena, a su marido, a sus hijos y a la sociedad.

Así como comer, dormir, bañarse y cocinar, jugar tenis e ir a visitar a la amiga, son compatibles con la maternidad y la correcta educación de los hijos, también es compatible trabajar. Nunca debió de hacerse esa separación, pues el trabajo no es un derecho de la mujer, sino una responsabilidad natural para con el mundo entero.

El secreto está en hacerlo por amor y no por egoísmo, por compartir lo mucho que se ha recibido con el mundo y no por querer ocupar un lugar exitoso. Los hijos se darán perfecta cuenta de las intenciones de su mamá. Así como aborrecerán a una madre egoísta que los abandona sólo por buscar su propia satisfacción, la admirarán en cambio, si saben que los deja un rato por ir a hacer el bien en un mundo urgido de su sabiduría, ternura y cariño.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Cristo –como a sus discípulos- nos dice: «Ven y sígueme», en las diversas vocaciones específicas: el sacerdocio, la vida consagrada, el matrimonio o la soltería; la invitación a la misión y a la evangelización, el ministerio en las escuelas y universidades católicas. Cristo nos ha pedido también que promovamos la llegada de la palabra de Dios a nuestra historia y a nuestra región, y que leamos los «signos de los tiempos», reconociendo y acogiendo las nuevas expresiones de espiritualidad y los movimientos eclesiales.



Después de la realización profesional, la independencia económica y la madurez mental, lo único que falta es encontrar a la pareja con la que deseamos compartir nuestra vida ¿qué hacer para disfrutar la soltería mientras eso sucede?

Por Sheila Morataya-Fleishman
¿Has tenido oportunidad de conocer a una mujer profesional y exitosa que no se ha casado y esta llegando a los treinta años? Recuerdo que algunos años atrás conocí a una chica con esas mismas características. Mientras me contaba la historia de su éxito profesional, suspiraba y me decía: “pero sigo soltera”. Y agregaba: “mi círculo de amistades se hace cada día más chico porque todas mis amigas ya se han casado y hoy día, los fines de semana no son tan esperados ya que me siento muy sola. A veces me siento desesperada, ¿Qué puedo hacer para calmar la ansiedad por casarme?”

La paciencia es la madre de la ciencia….

Cuando eres una mujer profesional que además gana bien y tiene éxito en su campo te sientes muy bien contigo misma, pero hay un momento en que todo eso llega a cansarte y ya no llena. Si estás por llegar a los treinta, en efecto, tu círculo de amigos se va reduciendo y tienes que ingeniártelas para saber que hacer los fines de semana. Cuando llegas a ese punto, tienes que descubrir y confirmar de manera absoluta si tu vocación es el matrimonio. Pero también es preciso relajarse, no exasperarse y sobre todo aprender a tener paciencia, pues por el estado de ansiedad en el que caes, puedes, sin sentirlo, equivocarte y creer que estás enamorada de cada persona nueva que llegue a tu vida.

¿Qué puedes hacer?

No hay nada más hermoso que disfrutar de la propia soltería cuando ya se han cumplido los veinticinco años y más. ¡Sí, disfrútala y llénala de cosas buenas y alegres! Sobre todo, comienza a pensar en servir a la humanidad, ya que si no te has casado todavía, es porque la vida te está pidiendo otro tipo de respuestas. ¿Qué te pide en este momento en que eres soltera? Hay varias respuestas que puedes dar mientras esperas:

- Ofrécete de voluntaria para hablar de la manera en que te decidiste a terminar tus estudios universitarios a estudiantes de Bachillerato.

- Utiliza este valioso tiempo para conocerte más, para afirmar tus valores y establecer una relación con Dios de verdadera profundidad. Todo esto, dará reciedumbre a tu personalidad y te hará humanamente más atractiva a los ojos de los hombres, pues verán algo en ti que no todas las mujeres desarrollan.

- Si has terminado tu carrera universitaria, anímate a obtener un Master y hasta un Doctorado. Prepárate lo más que puedas. La educación es un tesoro.

- Organiza tus fines de semana para no darle paso a la soledad. Por ejemplo: vete de excursión con una oficina de turismo o invita a una amiga o amigo a ver una película. ¿Qué tal un paseo por un jardín botánico disfrutando de tu propia compañía si te toca ir sola?

- Si todavía vives con tus padres, es un tiempo fabuloso para que los mimes, los atiendas y mejores las relaciones entre ustedes si se necesita. Recuerda, estás en otra etapa de tu vida y tú decides las actitudes que quieras asumir ante ella.

- Haz del ejercicio un hábito diario. Ya sé que me dirás que no tienes tiempo; lamento decirte que significa lo mismo que decir “no quiero”. Esto no significa que el hombre que se enamore de ti lo hará por lo bien que luce tu figura, pero no debemos omitir que cada uno se siente atraído hacia el otro por lo que ve. Y tú, ¿cómo estás cuidando tu cuerpo? ¿Te has abandonado? Pues te ánimo a iniciar un programa de nutrición y ejercicios diarios. Oblígate a hacerlo, en dos meses verás lo mejor que te sientes, sobre todo, la ropa te sentará mucho mejor. Levanta esa auto-estima. Es importante.

Irradiarás alegría.

Te aseguro que si haces todo esto y te concentras fuertemente en no dejar que la ansiedad y la tristeza invadan tu vida, irradiarás alegría y muy pronto los pretendientes empezarán a tocar a tu puerta. ¿Sabes por qué? Porque ya no estarás ansiosa. El hombre siente y percibe a la mujer ansiosa y le huye, como quien huye ante la presencia de un zorrillo.¿Me explico? En cambio una mujer que irradia alegría, paz interior, seguridad, y confianza en ella misma, se convierte en un poderoso imán ante los ojos de los hombres. ¿No lo crees? Te invito a que hagas la prueba.

Dios lo sabe.

Querida profesional soltera, comprendo muy bien como te sientes. Sé de tus miedos y tus dudas; de tus altas y de tus bajas; puedo asomarme a tu corazón y ver las ilusiones que yacen en el, así como el deseo genuino de amar a un hombre como solo tu puedes hacerlo , pues eres única y especial para tu Dios Creador. ¿Quieres que te cuente lo que ayudo a aquella chica con la que comencé mi historia?

Cuando estas segura de que hay alguien para ti, es decir, una pareja, te aseguro que Dios hará hasta lo imposible y desde el lugar en que se encuentre en la tierra lo llevará a tu vida. Dios es perfecto e infinitamente sabio en todo lo que hace. No te abandonará hasta que cumpla con lo que te ha prometido (Gen.28:15). Confíale esa necesidad, escríbele una carta y llévasela ante el lugar sagrado, el Sagrario. Regálale una lágrimas y cree. Luego, dirígete a tu Madre María y cuéntale lo que has hecho, llórale, ríete con ella y confía. Las madres siempre apoyan nuestros sueños cuando son legítimos y buenos para nuestra vida.

Un día, yo también teniendo ya treinta años , arrodillé mi corazón ante ese Dios, que es tu Dios . Se lo conté y confíe todo. ¿Sabes? Ya llevo algunos años de casada y que diferencia. ¡Disfruta de tu soltería mientras puedas!
P.D. todo esto aplica también a los hombres. 2003-11-07 - www.encuentra.com


+++


"Si se levantan las tempestades de tus pasiones, mira a la Estrella, invoca a María.
Si la sensualidad de tus sentidos quiere hundir la barca de tu espíritu, levanta los ojos de la fe, mira a la Estrella, invoca a María.
Si el recuerdo de tus muchos pecados quiere lanzarte al abismo de la desesperación, lánzale una mirada a la Estrella del cielo y rézale a la Madre de Dios.
Siguiéndola, no te perderás en el camino.
Invocándola, no te desesperarás.
Y guiado por Ella, llegarás seguramente al Puerto Celestial".
SAN BERNARDO (DE CLARAVAL ) (1090/1153: Religioso cisterciense, Doctor de la Iglesia – Gran impulsor de la orden y fundador de (300) conventos para hombres.

+++

Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!, que jamás se ha oído decir que ninguno de cuantos han acudido a tu protección, e implorado tu asistencia, haya sido abandonado por vos.
Animado con esta confianza, a Vos también acudo, oh Virgen Madre de las vírgenes!
Y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante tu presencia soberana, no desprecies mis súplicas, oh Madre de Jesús, antes bien dígnate escucharlas y aceptarlas favorablemente. Amén.
(Oración de San Bernardo).




Si yo me olvido de Ti.


Tú no te olvides de mí.

Si me alejo del regazo

Tú no te alejes de mí.

Si me despisto y no te rezo,

no dejes de hablarme.

María;

si te miro y olvido a Jesús

llévame hasta El.

Si no te miro y sólo miro a El

que, El, me lleve a Ti.

María;

haz un hueco en tu corazón y en tu alma

para que, junto con Jesús,

pueda habitar y crecer en esperanza.

María;

si me enfrío, llévame a tu encuentro

si me aparto, rescátame

si dudo, hazme reflexivo

si tropiezo, levántame.

María;

haz que nunca olvide

que tu grandeza y tu belleza

fue el dejarte moldear por Dios.

AMEN, AMEN, AMEN.

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.

13 ene. 2010


Oración "Alma de Cristo"

Alma de Cristo, santifícame. Cuerpo de Cristo, sálvame. Sangre de Cristo, embriágame. Agua del costado de Cristo, lávame. Pasión de Cristo, confórtame. ¡Oh mi buen Jesús, óyeme! Dentro de tus llagas escóndeme. No permitas que me aparte de Ti. Del maligno enemigo defiéndeme. En la hora de mi muerte llámame. Y mándame ir a Ti, para que con tus Santos te alabe por los siglos de los siglos. Amén.

MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE

HACER CLIC EN LA IMAGEN PARA VER MÁS MENSAJES DE LA VIRGEN

25/11/2009

Mensaje del 25 de noviembre de 2009

“Queridos hijos! En este tiempo de gracia, los invito a todos a renovar la oración en sus familias. Prepárense con alegría para la venida de Jesús. Hijitos, que sus corazones sean puros y acogedores, para que el amor y el calor comiencen a fluir a través de ustedes, en cada corazón que está lejos de Su amor. Hijitos, sean mis manos extendidas, manos de amor para todos aquellos que se han perdido, que no tienen más fe ni esperanza. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”
Página oficial de medjugorje

JESUS ESTÁ VIVO