29 sep. 2007

DEVOCION A LA SANTISIMA VIRGEN MARIA



DEVOCIÓN
A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA O VIRGEN INMACULADA
Oh Santísima Virgen Inmaculada, Madre mía, María; a Vos, que sois la Madre de mi Señor, la Reina del mundo, la Abogada, la Esperanza y Refugio de los pecadores, acudo en este día, yo, que soy el más miserable de todos. Os venero, gran Reina, y Os doy las más rendidas gracias por los beneficios que me habéis concedido hasta ahora. Os amo, Señora amabilísima; y por el amor que Os tengo prometo tener la voluntad de serviros siempre y de hacer cuanto pueda para que seáis de todo el mundo amada. Pongo en Vos toda mi esperanza de salvación; aceptadme por siervo Vuestro y acogedme bajo Vuestro manto. ¡Oh Madre de misericordia! Y ya que sois tan poderosa con Dios, libradme de todas las tentaciones, o al menos, dadme fuerzas para vencerlas hasta la muerte.
Os pido el verdadero amor a Jesús y espero de Vos el tener una buena muerte. ¡Oh Madre mía! por el amor que a Dios profesáis, Os pido me ayudéis siempre, pero, sobre todo, en el último instante de mi vida. No me dejéis hasta que me veáis salvo en el Cielo, para bendeciros y cantar Vuestras misericordias por toda la eternidad. Así lo espero. Amén.
Rezar nueve Ave María

En María, Con María, Por María y Para María...
“No se entra en la vida eterna sin llevar nuestra cruz en unión con Cristo”.

Juan Pablo II------------------------------

DE DIOS PARA TI


DE DIOS PARA TI.........



YO SOY



Cuando, las horas de desaliento te invadan el alma, y las lágrimas afloren en tus ojos, Búscame: YO SOY AQUEL que sabe consolarte y pronto detiene tus lágrimas



Cuando desaparezca tu ánimo para luchar en las dificultades de la vida, o sientas que estas pronto a desfallecer,



Llámame: YO SOY LA FUERZA capáz de remover las piedras de tu camino y sobreponerte a las adversidades del



Cuando, sin clemencia te encuentres, y no encuentres donde reclinar tu cabeza,



Corre junto a mi: YO SOY EL REFUGIO, en cuyo seno encontrarás amparo para tu cuerpo, y tranquilidad para tu espíritu.



Cuando te falte la calma, en momentos de gran aflicción, y te consideres incapáz de conservar la serenidad de espíritu,



Invócame: YO SOY LA PACIENCIA que te ayudará a vencer las dificultades más dolorosas y triunfar en las situaciones más difíciles.



Cuando te debatas en los misterios de la vida y tengas el alma golpeada por los obstáculos del camino,



Grita por mi: YO SOY EL BALSAMO que cicatrizará tus heridas y aliviara tus padecimientos.



Cuando el mundo sólo te haga falsas promesas y creas que ya nadie puede inspirarte confianza,



Ven a mi: YO SOY LA SINCERIDAD, que sabe corresponder a la franqueza de tus actitudes y a la nobleza de tus ideas.



Cuando la tristeza o la melancolía intenten albergarse en tu corazón



Clama por mi: YO SOY LA ALEGRIA que te infunde un aliento nuevo y te hará conocer los encantos de tu mundo interior.



Cuando, uno a uno, se destruyan tus ideales más bellos y te sientas desesperado,



Apela a mi: YO SOY LA ESPERANZA que te robustece la Fe.



Cuando la impiedad te revele las faltas y la dureza del corazón humano, Aclámame:



YO SOY EL PERDON, que te levanta el ánimo y promueve la rehabilitación



Cuando dudes de todo, hasta de tus propias convicciones,



y el esceptisismo te aborde el alma,



Recurre a mi: YO SOY LA FE que te inunda de luz y de entendimiento para que alcances la FELICIDAD.



Cuando ya nadie te tienda una mano tierna y sincera y te desiluciones de los sentimientos de tus semejantes, Aproximate a mi: YO SOY LA RENUNCIA que te enseñará a entender la ingratitud de los hombres y la incomprensión del mun



Y cuando al fín, quieras saber quién soy, pregúntale al río que murmura, al pájaro que canta, a la estrellas que relucen.



d



YO SOY LA DINAMICA DE LA VIDA, Y LA ARMONIA DE LA NATURALEZA.



SOY EL REMEDIO PARA TODOS LOS MALES QUE ATORMENTEN TU ESPIRITU.



SOY JESÚS


























Es difícil decirte hasta qué punto te quiero y te perdono cada día.
Eres un ser humano, mi milagro.
Mi milagro mejor porque eres fuerte, pero puedes ser débil y aun valiente.
Eres inteligente y, sin embargo, ciertos días te sientes tan vacío que ni te ves el alma en el espejo.
Estás pleno de dones y talentos.
Te lo aseguro yo que soy tu Padre, te lo aseguro yo que soy tu amigo.
Siéntate un día a repasar la vida.

Por peor que la sientas nunca será tan mala ya que aún estás allí para mirarla.
Piensa en lo bueno, vamos, sin pudores.
Reconoce tus puntos más brillantes, juega con ellos ahora en tu recuerdo.
Si das vuelta a la esquina de los sueños te encontrarás allí contigo mismo,
Mírate con afecto y, si es posible, descubre lo que has sido sonriendo, observa lo que eres sin reproches, planea qué serás con entusiasmo.
Y piensa que tan sólo con desearlo puedes cambiar tu vida para siempre.
Solo hacen falta ganas muchas ganas.
Te di la voluntad, debes usarla.
Arranca con un paso el camino más largo que será menos largo al dar el paso.
No estás ciego, mis ojos son tu guía.
Ni estás sordo pues me estás oyendo.
Ni estás paralizado porque a cada momento yo te siento más cerca y me conmueve.

9 sep. 2007

LO QUE TRAE EL TIEMPO,EL AMOR DE DIOS,Y LA DIVINA MISERICORDIA TODO LO PUEDEN,HEMOS DE CONFIAR EN LA DIVINA PROVIDENCIA,COMO EN EL CUENTO QUE EXPONGO.


*II. LO QUE TRAE EL TIEMPO:*
Había una vez un campesino chino, pobre pero sabio, que trabajaba la tierra duramente con su hijo. Un día el hijo le dijo:
-¡Padre, qué desgracia! Se nos ha ido el caballo.
-¿Por qué le llamas desgracia? - respondió el padre - veremos lo que trae el tiempo.
A los pocos días el caballo regresó, acompañado de otro caballo.
-¡Padre, qué suerte! - exclamó esta vez el muchacho - Nuestro caballo ha traído otro caballo.
-¿Por qué le llamas suerte? - repuso el padre - Veamos qué nos trae el tiempo.
En unos cuantos días más, el muchacho quiso montar el caballo nuevo, y éste,no acostumbrado al jinete, se encabritó y lo arrojó al suelo. El muchacho se quebró una pierna.
-¡Padre, qué desgracia! - exclamó ahora el muchacho -. ¡Me he quebrado la pierna!
Y el padre, retomando su experiencia y sabiduría, sentenció:
-¿Por qué le llamas desgracia? ¡Veamos lo que trae el tiempo!
El muchacho no se convencía de la sentencia de su padre, sino que gimoteaba en su cama.
Pocos días después pasaron por la aldea los enviados del rey, buscando jóvenes para llevárselos a la guerra. Vinieron a la casa del anciano, pero como vieron al joven con su pierna entablillada, lo dejaron y siguieron de largo. El jovencomprendió entonces que nunca hay que dar ni la desgracia ni la fortuna como absolutas, sino que siempre hay que darle tiempo al tiempo, para ver si algo esmalo o bueno.
La moraleja de este consejo es que la vida da tantas vueltas, y es tan paradójico su desarrollo, que lo malo puede hacerse bueno, y lo bueno, malo.
Lo mejor es esperar siempre el día de mañana, pero sobre todo confiar en DIOS, porque todo sucede con un propósito positivo para nuestras vidas.
*"¡Dios no quita, libera!"***

JESUS ESTÁ VIVO